Sobre mí

Mi buen amigo, el escritor Félix Hormiga, me escribió hace unos años una pequeña semblanza sobre mi trayectoria política y personal, justo en 2007, cuando tuve el honor de ser Pregonero de las Fiestas de mi barrio, Titerroy. Aquellas líneas han sido ampliadas y actualizadas, y a mí me gustaría compartirlas con todos ustedes.

Pedro nació en la ciudad de Arrecife, en 1968. Hijo de una humilde familia de pescadores domiciliados en el popular barrio de Titerroy, uno de los enclaves con más presencia de jóvenes deportistas de la capital de Lanzarote.

La tradición marinera se remonta a sus bisabuelos paternos y maternos, quienes ejercieron de pescadores durante toda su vida. Su familia paterna vivió en el centro de Arrecife, en la calle La Porra, y a pocos metros, justo en la esquina de Canalejas con José Betancort (antes calle Pescadería), vivía su madre y sus otros abuelos. Leandro, su padre, era el hermano mayor de una progenie de nueve, al igual que su madre, y trabajó en la mar desde los 9 años, en el banco pesquero Canario -Africano.

Hasta la edad de casi ocho años, Pedro vivió a saltos entre Lanzarote y la antigua colonia española del Sáhara, territorio que tuvieron que abandonar de manera definitiva, como tantas otras familias canarias, cuando el Gobierno español, presionado por la movilización marroquí, conocida como la Marcha Verde, evacuó la presencia militar y civil de la zona ocupada.

Ante este hecho, la familia de Pedro, atraída por buenas perspectivas de trabajo, emigró de nuevo durante un año y medio a Tarragona, allí cursaría sus estudios de tercero de EGB. De regreso a la isla, residió y estudió en Titerroy, realizando el bachillerato en el Instituto Blas Cabrera Felipe.

Pedro es el menor de cuatro hermanos y el único al que sus padres pudieron darle estudios universitarios, con el apoyo de becas que obtuvo de manera ininterrumpida desde 3º de EGB hasta el final de carrera. El último año, cuando la beca se hacía insuficiente, para que su hijo terminara la carrera que cursó en la Escuela Universitaria de Empresariales de Las Palmas de Gran Canaria, su madre tuvo que  trabajar limpiando oficinas.

Una vez diplomado, Pedro regresó a Lanzarote, de nuevo al querido barrio de Titerroy, para iniciar su vida profesional. Desempeñó diferentes oficios en el sector de la hostelería y la administración, hasta que el Servicio Canario de Empleo lo seleccionó para coordinar las Escuelas Taller, Taller de Empleo y Casa de Oficios de la Unidad de Promoción y Desarrollo de Lanzarote. Tarea que compaginó como trabajador autónomo de su propia asesoría, durante años.

Atraído y preocupado por la vida social y política, inicia su militancia en Coalición Canaria, en 1997, haciéndose cargo de la Secretaria de Formación de los Jóvenes Nacionalista de Lanzarote.

Primer cargo que asumió como Consejero de Juventud y Deportes

A los 31 años accedió a su primer cargo político, convirtiéndose en el Consejero de Juventud y Deportes del Cabildo de Lanzarote. Su formación académica y su marcado carácter organizativo hacen de él un cargo público que se ha caracterizado por un riguroso criterio de gestión profesional, rodeándose siempre de una pléyade de técnicos con alta cualificación, sin que resultara ningún obstáculo la filiación política de estos profesionales, entendiendo que lo prioritario siempre ha de ser el más óptimo desempeño de la actividad institucional. Tanto es así y sirva de ejemplo, que ya en ese momento, en 1999, como Consejero de Juventud y Deportes, intentó poner en marcha el Instituto de Deportes, ente autónomo con una gerencia profesional. Proyecto que posteriormente fue truncado por el nuevo gobierno y que colocó a San Ginés, durante los tres años siguientes, como miembro del grupo de Coalición Canaria en la Oposición, período en el que no se liberó como consejero del Cabildo y retomó su trabajo como técnico de la ya mencionada Unidad de Promoción y Desarrollo de Lanzarote.

Durante su etapa como Consejero Delegado de los CACT

En 2004, en su empeño por mejorar y poner en valor las empresas públicas de la isla, lideró con valentía y con no pocos obstáculos un proceso de recuperación, modernización y profesionalización de los Centros Turísticos del Cabildo, creando dos sociedades. Se convirtió, de este modo, en el primer Consejero Delegado de CACT, S.A., que gestionó los Centros como sociedad anónima del Cabildo de Lanzarote, en 2004, y del Ente Público Empresarial Local (EPEL) de los CACT que sucedió a CACT S.A., desde 2005 a mayo de 2007. Esta nueva forma de gestionar en Lanzarote, optimizando los recursos económicos de la entidad y profesionalizando su estructura empresarial, posibilitó recuperar la economía de los Centros Turísticos e inyectar importantes cantidades de capital al Cabildo y a Ayuntamientos, a la par de crear una importante Obra Social en la isla. Orden y crecimiento económico que nuevamente fue truncado tras el cambio de Gobierno Insular, en el que los Centros sufren una involución sin precedentes.

Durante los últimos meses de la pasada legislatura, compaginando su labor de Consejero Delegado de los CACT, Pedro San Ginés asumió todas las responsabilidades del Cabildo en materia de Turismo, incorporando a sus áreas de competencia el Patronato de Turismo y el área de Ordenación Turística.

En apenas seis meses al frente del área de Turismo, y abundando en la línea de fomentar la profesionalización de las áreas trascendentales de la Institución, Pedro San Ginés logró poner en marcha su tercera entidad pública, la Sociedad mixta de Promoción Exterior de Lanzarote (SPEL), participada por el Cabildo, Ayuntamientos y Patronales.

Con gran acierto colocó al frente de la SPEL al que por aquel entonces era Jefe de Estudios y Profesor de Marketing Turístico de la Escuela Universitaria de Turismo de Lanzarote. Técnico al que tres años después, cuando Pedro accede a la presidencia del Cabildo, nombró como Consejero Delegado de la Sociedad de Promoción, siendo este nombramiento un hito histórico en Lanzarote, pues, por primera vez un profesional especializado (y no un cargo político) es nominado Consejero Delegado de un organismo público.

Candidatos de CC a las distintas Instituciones Públicas

Como Militante de Coalición Canaria (CC), ha ostentado también la Secretaría de Organización del Comité Local de Arrecife, bajo la presidencia de Manuel Fajardo Feo, actual portavoz de Coalición Canaria en el  Ayuntamiento de la capital lanzaroteña. Será él mismo, junto a Fajardo Feo, quienes apuesten firmemente por el actual presidente del Comité Local de Arrecife, David de la Hoz.

En la actualidad, Pedro San Ginés Gutiérrez es presidente del Cabildo de Lanzarote tras las pasadas elecciones de mayo de 2011.  Y arropado por el bloque nacionalista CC-NC se presentó como candidato a ostentar escaño al Senado por la circunscripción territorial de Lanzarote. Desde el pasado octubre de 2010 hasta la fecha, como presidente de la Corporación insular,  ha defendido los intereses de la sociedad lanzaroteña y ha dado estabilidad al Gobierno insular.

"Valentía, honestidad y franqueza"

De su persona destacan muchas cualidades humanas, pero sin duda alguna, se pueden citar como importantes la valentía, la honestidad y la franqueza. Valentía en la gestión; honestidad con todos los lanzaroteños y consigo mismo; y franqueza al hablar con libertad y sin tapujos; una franqueza que cada vez es más escasa en nuestras instituciones y que, sin embargo, resulta tan necesaria.

Gran apasionado de los deportes en general y de los caballos

Al margen de los calificativos que le podamos atribuir, los que le conocemos de cerca, sabemos que Pedro se considera a sí mismo, una persona luchadora, con gran pasión por la vida deportiva y atraído fuertemente por los deportes relacionados con el mar. Hecho que podría explicarse fácilmente por la vinculación de su familia al mar. Ha hecho sus incursiones, como navegante aficionado, a uno de los deportes señeros de la isla, la Vela Latina. Ha navegado y competido en cuatro barcos, en la modalidad de 8 metros: Ciudad de Arrecife, Casa del Miedo, Brimar y Volcán de la Corona. Uno de sus firmes propósitos, desde la gestión política, es apoyar este deporte autóctono, poniéndolo en el lugar que se merece y evitando que se pierda.

Cuando su tiempo libre se lo permite, disfruta de una de sus muchas aficiones

Amante de los animales, tiene perros y disfruta montando a caballo y, aunque reside en Arrecife, aprovecha el tiempo que la atención a sus obligaciones le permiten, para gozar de la isla de Lanzarote, sintiendo una atracción especial por uno de los espacios naturales más privilegiados del mundo, el Archipiélago Chinijo.

Motos
En otra de sus antiguas motos

 

 En muchísimas ocasiones vemos al Presidente acudir o salir del Cabildo en moto, una pequeña moto, Honda 70, que hace 26 años que usa y mantiene en perfecto estado. Pues son las motos otra de sus aficiones.

 

Tras participar en la última Travesía a Nado Lanzarote-La Graciosa, saludando a Margarona.

También se le ha visto participando en distintas pruebas deportivas, como un ciudadano más, como él mismo entiende y manifiesta que no podría ser de otra forma; pruebas como la Travesía a Nado y otras competiciones atléticas que se celebran en la isla.

 

La afición por el deporte le viene desde la infancia, estando implicado muy personalmente al Club de Balonmano San José Obrero, de su barrio, en el que jugó desde la categoría Alevín, salvo un año en que lo hizo en el Torrelavega. A día de hoy, siempre que las obligaciones se lo permiten, sigue compartiendo con sus antiguos amigos y compañeros algunos partidos del San José Obrero.

En definitiva, Pedro San Ginés, se siente orgulloso y satisfecho de haber sido y seguir siendo, aquel muchacho de barrio, hijo de pescadores que la vida y la sociedad le han dado la enorme oportunidad de poder participar en la construcción de su isla, desde una posición tan honorable como la política, pues entiende que esta opción no debe dejarse en manos de personas distantes, incapaces de entendernos como pueblo y sujetos a intereses ajenos a nuestras islas.

Félix Hormiga

 

Anuncios