“CACT, Modelo de futuro” (I)

Los Centros de Arte Cultura y Turismo -piedra angular sobre la que pivota la singularidad de la isla como destino turístico- requieren de una reformulación casi inmediata de su modelo de gestión, urgida fundamentalmente por las pérdidas insoportables de una de sus tres líneas claras de negocio: la restauración, frente a los beneficios obtenidos de las visitas (a cambio de un precio por entrada) y las tiendas. La dimensión artístico-escénica, a día de hoy, es prácticamente testimonial.

En la pasada legislatura, comencé un proceso de modernización de los CACT que se vio truncado en la presente por el pacto PSOE–PIL, y aunque aquel proceso fue retomado por el actual gobierno, lo cierto es que no hemos sido capaces de evitar las multimillonarias pérdidas de sus restaurantes. Ni siquiera en los ejercicios 2004, 2005 y 2006 -que fueron los únicos ejercicios contables cerrados en los que los CACT han dado beneficios globales- hubo beneficios en los restaurantes. Tanto es así, que a partir del ejercicio 2007, los beneficios de las entradas y tiendas han sido inferiores a las pérdidas de los restaurantes, y es por eso que han arrojado desde entonces pérdidas globales en los ejercicios 2007-2008-2009 y 2010. La principal consecuencia de ello ha sido el incumplimiento parcial de pago del canon a los Ayuntamientos -que también habría que reformular por no depender de resultados sino de ingresos- y el impago total del canon al Cabildo de Lanzarote, que no recibe un céntimo de euro desde el 2006, adeudándose más de diez millones de euros al día de hoy, mientras recibió entre esos años, 2004, 2005 y 2006, más de siete millones. Muy al contrario, en los dos últimos ejercicios, 2010 y 2011, ha tenido que ser el Cabildo quien auxilie las finanzas e inversiones de los CACT por importe aproximado de 3 millones de euros.

Quiero dejar aquí bien claro que no estoy cuestionando la gestión de Astrid Pérez, por cuanto yo soy el máximo responsable político de sus éxitos y errores, a diferencia de cómo han hecho otros Presidentes de Cabildo con la quiebra de otra de sus empresas mayoritariamente participadas, como INALSA.

Son muchos los retos de futuro que deben afrontar los CACT, y que darían para un interminable artículo. No obstante, voy a centrarme en cuál es el modelo de gestión que a groso modo propongo para sus tres líneas de negocio, si Coalición Canaria tiene la oportunidad de presidir el Cabildo y de determinar dicho modelo de futuro, como reza el título de este artículo.

El principal problema de los CACT, y por tanto el principal reto a resolver, son las pérdidas. Si se cumplen las previsiones para este año, las pérdidas de los restaurantes habrán acumulado a finales de 2011, una cifra que asciende a más de 40 millones de euros, de acuerdo con los datos contables de los ejercicios cerrados desde el 2004. (Si alguien lo solicita, adjuntaré certificaciones que lo acrediten).

Lo cierto, es que el conjunto de la sociedad insular, es decir, todos los conejeros, hemos renunciado durante demasiados años al menos a 7 mil millones de las antiguas pesetas sólo en los últimos 8 años, y si no hacemos algo inmediatamente, estaríamos renunciando a la tabla de salvación de Lanzarote para superar la grave crisis en la que estamos inmersos y aún nos espera, no sólo para garantizar el mantenimiento de determinados servicios esenciales que hoy en día no lo están (Hospital Insular, Red de Toxicomanía, Conservatorio de Música, Universidad de Turismo, etc), sino para acometer multitud de proyectos de excelencia que cualifiquen este destino, desclasificación de terrenos urbanizables o cualesquiera otros. Siempre dije que la gran Ecotasa de Lanzarote eran los CACT, y todo por mantener unos restaurantes que estarían llamados a dar importantes beneficios, si no hubieran entrado en el círculo vicioso en el que entraron, debe hacer ahora algo más de una docena de años, aunque agravados por el convenio colectivo firmado en 1999.

El principal problema –aunque sin duda no el único- que lastra la cuenta de resultados de los restaurantes de los CACT, es un convenio colectivo que fue concebido para la administración pública, y no para una actividad que no le es propia y -a su vez- tan competitiva en el mercado como es la restauración. Claro que los trabajadores no son los principales responsables de ese convenio que han accedido a mejorar distintos gobiernos, casi siempre en pacto PSOE-PIL, pero sí que es responsabilidad del futuro gobierno poner fin a esta situación de una vez por todas, en beneficio del tan inconsecuentemente proclamado “Interés General”, y así lo haré si soy Presidente del Cabildo la próxima legislatura. Lo intenté cuando tuve ocasión, y había que hacerlo para cargarse de razones, pero aquellas fórmulas que me generaron tres huelgas generales, ya no serían suficientes.

Sin embargo, los trabajadores sí que tienen una parte de responsabilidad en haber secundado a sus representantes sindicales cuando, casi siempre en periodos preelectorales, aprovecharon la coyuntura para exigir y lograr de gobiernos timoratos en busca de un voto fácil, mejoras económicas y laborales que a la postre estrangularían a la empresa. Del mismo modo que algunos han sido y son responsables de continuar negando irresponsablemente las pérdidas de los restaurantes, y la veracidad de unos datos contables que no dejan lugar a la duda por las multimillonarias cifras de resultados negativos que arrojan. Es verdad, que alentados por el sindicalismo más destructor de empleo y politizado que ha conocido la isla, tan politizado que su máximo exponente terminó haciendo política activa para desgracia de las instituciones, como es por todos conocido. Claro que al menos, ahora no se parapeta en un sindicato para hacerla, y eso tal vez sea una suerte.

Pero volviendo a lo importante, y a cuál es el modelo de gestión que propongo, la nueva estructura empresarial estaría conformada por 2 entidades dependientes de la actual empresa matriz, y por tanto sin mayores costes de personal de administración, dirección y gestión, y un mismo Consejo de Administración. Todas con personalidad jurídica propia, aunque dependiente de la primera, y por tanto con una contabilidad simplemente diferenciada con el mismo personal. (Grupo Empresarial)

Claro que el proceso requiere de un análisis profundo, y probablemente su desarrollo debería de ser progresivo, de tal forma que los restaurantes coexistan temporalmente bajo distintas fórmulas de gestión, y adscritos unos a la antigua y otros a la nueva empresa, para que de ese modo ninguna de ellas arroje pérdidas continuadas, lo que habría sido causa de disolución objetiva -incluso a día de hoy- , si no fuera porque es una Entidad Pública Empresarial Local (la Ley exime a la EPEL), y además de por eso, para que el tránsito hacia la rentabilidad económica, y por tanto social para la isla, sea lo menos traumático posible para la actual plantilla de los CACT.

Básicamente lo que propongo es lo siguiente:

Primero.- Las visitas y las tiendas, las únicas rentables, serían gestionadas tal cual y con inmensos beneficios por el Ente Público Empresarial que hoy los gestiona. Sirva como ejemplo, La Cueva de los Verdes, el único Centro Turístico que no tiene restaurante, que arroja uno de los resultados de explotación más rentables de cuantos se conocen en el mundo.

Segundo.- Los restaurantes serían gestionados por un Ente Público Empresarial propio concebido para tal fin, y bajo nuevos modelos de gestión que desarrollaré en el artículo “Restaurantes de los CACT – Modelo de Futuro II”, que lanzaré este fin de semana, igualmente como base programática de Coalición Canaria, de tal forma que los Restaurantes de los Centros que se adscriban a dicho Ente, pasen directamente de dar pérdidas, a dar beneficios en el primer año de explotación.

Tercero.- Y por último, propongo que la gestión de los CACT, como espacios escénicos únicos en el mundo, fundamentalmente los auditorios de La Cueva de los Verdes y el de Los Jameos del Agua (que espero se reabra al público este año, después de más de 7 años cerrado y más de 7 millones de euros de inversión), sea abordada desde una Fundación para la explotación de la dimensión artística y cultural de los CACT, como contrastada fórmula impulsora de la aportación privada por los incentivos fiscales que comporta, y con el objeto de patrocinar eventos que generen una agenda cultural de primerísimo nivel; en definitiva, una oferta de excelencia para el turista y el residente, que también la merece.

Desde la publicación de mi último artículo sobre INALSA, este blog ha recibido más de 1.260 consultas (de un total de 3.936), pero sólo 1 comentario sobre este tema. Me inclino a pensar –y por qué no admitirlo, le conviene a mi ánimo– que en algo que cabrea tanto a la gente como INALSA, pasa como con los árbitros, que cuando nadie opina y su actuación resulta discreta, es que la mayoría está de acuerdo con él. En esta ocasión, por si alguien más se animara al debate, con toda la intención dejo formulada la pregunta, ¿Y tú que harías con los restaurantes de los CACT?.

 

Organigrama Propuesta Programática Coalición Canaria – CACT

Anuncios

11 comentarios

  1. Yo apoyo al comentario 4 de Tomás. Creo que no deberian de estar funcionarios al frente de los restaurantes con sus especiales condiciones de convenio, incluido el salario. No creo que los camareros, cocineros, ayudante, etc. de los CATS cobren como lo hacen los mismos profesionales en restaurantes privados….al igual que el esmero, ganas y profesionalidad, sin la incertidumbre de si pueden ser o no despedidos el próximo mes, sin saber si la renovación de su contrato llegue o no…. cobrando diferente a lo que le plasman en nómina, trabajando a jornada completa y estando contratado a media jornada, etc.
    Creo que los profesionales funcionarios que están en los CATS tienen la “gran suerte” de pertenecer a ellos…. y si las cosas van mal…como ahora van…pues a ellos ni fu…ni fa..

    Por cierto, como se gestionan estos Centros en las demás islas??

    Salu2

    • No hay centros como los CACT en las demás islas que yo sepa. Lo más parecido que hay son algunos centros en Fuerteventura, que yo juraría tienen las cafeterías arrendadas como es lógico y normal. Pero es cierto que en el caso de los CACT -su origen y su evolución, y la razón de ser de sus restaurantes inicialmente- hay que conocerlos para entenderlo todo. Obviamente, no creo que a día de hoy ninguna administración pública de una país medianamente avanzado, se le ocurra dedicarse a gestionar restaurantes directamente. Muchas gracias por participar en el debate.

  2. Me gusta el enfoque que propones sobre los CACT. Creo que son ideas viables que pueden devolver a los centros el papel que nunca debieron perder, de fuente de financión para proyectos estratégicos del cabildo. ¿Que haría yo con los restaurantes? La idea de separar su gestión y contabilidad es buena. Creo que la reforma tiene que pasar por un ajuste de plantilla (pactada y lo menos traumática posible), replantearse el cierre de alguno, un modelo de organización del trabajo más competitivo y un proyecto de excelencia, de modo que se puedan promocionar como un producto a la altura de los propios centros.

    • Me alegro de que le guste el enfoque, pero no creo que haya que cerrar ninguno. Entre otras cosas porque todos ellos pueden, deben y serán rentables. En todo caso redimensionar alguno, o darle un enfoque distinto en función del Centro de que se trate. No olvidemos que dentro de la restauración caben distintos tipos de cocina, incluso que alguno de ellos se limite a ser una cafetería sólo con platos ligeros o sin ellos. Sobre el ajuste de la plantilla, permítame que me pronuncie en el capitulo II de este artículo. Gracias por participar.

  3. No sé cual puede ser la fórmula, pero elegiría uno de los restaurantes, lo daría en explotación privada a profesionales de la restauración propiamente dichos de la isla durante un tiempo determinado no muy largo (pongamos que un año) y de ahí sacaría las conclusiones posibles a su conversión a otro modelo diferente del existente. Vaya por delante que la intención no es privatizar, es crear un laboratorio experimental en el que obtendríamos resultados objetivos de las posibles soluciones al problema.

    • Felicidades, adelanta usted parte de mi próximo artículo en lo que a la experiencia piloto-experimental se refiere. Creo que sería muy útil y necesario testar las soluciones para no cometer grandes errores. Ya sabe que quien toma decisiones se arriesga a cometerlas , y yo tomaré decisiones pero es mi deber minimizar los riesgos. En cualquier caso, y sin que aún esté proponiendo abiertamente esa vía, permítame aclararle que la gestión indirecta de cualquier instalación – en este caso un restaurante – sobre el que se conserve el 100% de la propiedad, de ningún modo supondría la privatización del mismo. Es como si entendiéramos que el dueño de un restaurante se desprende de él cuando lo cede en arrendamiento. Se lo digo porque las palabras son peligrosas, especialmente cuando se usan de la manera tan tendenciosa y manipuladora con que determinadas fuerzas políticas y sindicales lo han hecho. Yo, que estoy convencido de que en absoluto ha sido esa su intención, le pido que me ayude a llamar a las cosas por su nombre, desde el respeto a cualquier posición, pero desde el rigor en lo que se dice para no contribuir a la confusión que tanto interesa a quienes no tienen las ideas claras. Muchas gracias por participar.

  4. Buenas Pedro, mi opinión sobre este tema lo hago desde la perspectiva ciudadana, dado que no tengo la experiencia profesional en el tema empresarial.
    Usted que es diplomado en empresariales define en este artículo, un programa/proyecto de como gestionaría los CATS si llega a ser presidente, no pongo en duda que sea una solución si usted ejecuta éstas directrices con conocimiento de causa ( no lo dudo ) y con experiencia, que creo que la tiene porque ya tuvo responsabilidades como consejero delegado.

    Mis propuestas son las siguientes:

    1.- Potenciar los centros de la Cueva de los Verdes y Jameos del agua como Centros de la cultura y espectáculos.

    2.-Estudio de rentabilidad de los restaurantes
    (horarios, nº de trabajadores, gastronomía) así se podrá realizar una reorganización de horarios, nº de trabajadores por turno, en definitiva ver si estos son rentables o no y ver en que condiciones.

    3.- Se que usted no ha proyectado el privatizar los centros, otros partidos dan esa imagen pero no estoy a favor de la privatización de la empresa, pero si de la gestión desde un ente empresarial con sus ramificaiones necesarias para gestionar la empresa.

    4.- El no convencimiento por parte de los trabajad@s hacía el consejero delegado de turno, los CATS son publicos pero no hay que aceptar el chantaje de los trabajadores.

    5.- Estudio de viabilidad del nº de trabajadores, horarios, prestaciones etc…, para reubicación en centros y en horas necesarios evitando las horas extras (creo que se ha estado haciendo en los 15 meses que lleva gobernando)

    6.- A la hora de pactar no hacerlo como se ha hecho en los últimos años “una empresa pública para ti (INALSA) y la otra para mi (CATS) porqué será?

    7.- Poner al frente del ente profesionales cuilificados, entrenados con dotes de mando y de gestión con auditorías anuales que sean expuestas a los ciudadanos, si hay perdidas, beneficios ” ó lo comido por lo servido” que nos digan por qué.

    “” No me parece justo que base mi opinión en cuánto a los ajustes o modificaiones en los CATS centrandome en los trabajadores; que son muy importantes para el funcionamiento de los mismos, si les digo que deben de pensar en hacer autocríticas en sus formas, comportamientos, de sus peticiones a los gobernantes, aún sabiendo que su convenio colectivo recoge muchas partidas beneficiosas para ellos, que piensen en la situación económica que nos encontramos y en las personas que se encuentran en situación de desempleo, al igual que a los políticos que han gestionado esta empresa que hagan un ejercicio de madurez y responsabilidad””

    En definitiva es necesario tener al frente de nuestras empresas públicas a profesionales y políticos de altura, que a la hora de pactar ( si no hay mayorías) se haga con consenso, con la mayor homogeneidad y simbiosis posible, teniendo claro las líneas prioritarias a seguir para el reflote de está empresa y de otras (INLSA)

    En conclusión Lanzarote necesita de proyetos que se derivan en inversión, esta a su vez en empleo y todas en su conjunto en llegar al umbral del bienestar, comodidad y de felicidad de todos los que hemos nacido o han decidido vivir en nuestra isla.

    GRACIAS
    Gracias.

    • No puedo estar sino básicamente de acuerdo en prácticamente todo lo que dice. Ocurre que algunas de las modificaciones que propone pasarían necesariamente por la modificación sustancial del convenio colectivo (horarios, etc), y he aquí el problema. Le invito a estar atento al capitulo II sobre esta temática. Gracias por participar.

  5. primero: gestionarlo como cualquier otro restaurante que opere como tal en el mercado, con el horario y el personal necesario contratado para tal fin, no por funcionarios que “trabajen” de 8 a 2…
    segundo: convertirlo en restaurante-escuela donde poder rescatar recetas tradicionales e innovar en los nuevos usos gastronómicos.
    tercero: promocionarlo como tal

    • Le digo lo mismo que a David. Lo que propone sólo es posible cambiando el convenio colectivo o gestionando los restaurantes indirectamente, e igualmente le invito a estar atento al capitulo II. Sobre el “restaurante escuela”, comparto que en parte debieran servir de apoyo a la formación y prácticas de los estudiantes de las escuelas de hostelería. Pero no tengo tan claro que debieran ser en puridad restaurantes escuelas, unos restaurantes que son nuestra carta de presentación como servicio de restauración. Gracias por participar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s