Blog de Pedro San Ginés. “Con franqueza y honestidad, aunque ¿políticamente incorrecto?”

Si alguien de entre quienes se hayan animado a leer este blog, está pensando en que mi motivación para crearlo obedece a las inminentes elecciones de mayo, lo primero que he de admitir es que en efecto, está en lo cierto.

Aunque alguna vez he escrito artículos y ocasionalmente suscribo algún comentario, como responsable público siempre he huido de este tipo de herramientas. Entre otras razones porque tendría que sustraer demasiado tiempo de mis responsabilidades o permitir que alguien respondiese por mí, hecho que creo que no haré nunca. El caso es que postulándome como candidato por Coalición Canaria a presidir el Gobierno insular, considero que me encuentro en el deber, por responsabilidad con aquellos a quienes pretendo pedir su respaldo, de explicar con claridad cual es mi parecer ante los principales problemas y retos que tiene pendientes de resolver la isla y el conjunto de la sociedad conejera.

Partiendo de esa premisa, y consciente del desafecto de gran parte de los ciudadanos hacia todo lo que tenga que ver con la política, entendí que debía de utilizar cuantos medios  disponibles estén a mi alcance para que el potencial votante tenga el mayor número de elementos de juicio a la hora de decidir si se queda en casa el próximo 22 de mayo, si vota en blanco, o a quién va a ofrecer su confianza y respaldo, y es por eso que me animé a recurrir a este instrumento de comunicación. Un respaldo que, por otra parte y como me gusta decir, no pretendo que se nos otorgue a modo de “voto de confianza”, pero sí ganarlo o haberlo ganado a base de trabajo y gestión, y consolidarlo además en la próxima legislatura.

En próximos artículos  abordaré con mayor profundidad los distintos temas que entiendo puedan interesar al ciudadano, limitándome en esta primera publicación a explicar brevemente cuál es el objeto, o más bien la intención con la que nace este blog, y que además de la principal ya expuesta,  sólo pretende una breve y nada pretenciosa aproximación a  mi persona, esto es, un vecino del barrio de Titerroy que ha intentado aprovechar sus oportunidades, en el mejor sentido, para explicar como accedí a mi actual cargo de Presidente no electo, y fundamentalmente por y para qué aspiro a ser Presidente electo del Cabildo de Lanzarote. Todo ello, mediante artículos y reflexiones en clave positiva, y entiendo que realista, sobre los principales retos estratégicos que tiene la isla ante sí, tales como la gestión del Territorio (Plan Insular de Ordenación y Plan Turístico), abordando la problemática hotelera; nuestras empresas publicas: INALSA y los CACT; la gestión de nuestros residuos; el empleo y el turismo; Bienestar Social; el futuro financiero del Cabildo y, entre otros,  los objetivos del programa electoral que defenderé bajo las siglas de Coalición Canaria para el Cabildo de Lanzarote.

En definitiva, este Blog pretende dar un convencido mensaje de autoestima a los conejeros, y a quienes han elegido esta tierra para vivir, de orgullo, de gratitud y satisfacción por residir aquí; de toma de conciencia de una Lanzarote extraordinaria que, a pesar de algunos errores ciertos, está maravillosamente conservada si la comparamos con cualquier destino turístico occidental de sol y playa; y de que no debemos bajar los brazos derrotados ante la adversidad porque otra forma de afrontarla es posible y, sobre todo, porque existe otro modo de quererla y promocionarla de otra forma distinta a esa en la que algunos se han empeñado en hacerlo de la manera más torpe y contraproducente para nuestros intereses. Es necesario que quienes representamos la generación de mujeres y hombres “casi mejor preparados” que tuvo la oportunidad de formarse masivamente, asumamos las riendas de nuestro destino sin complejos. Y digo “representamos casi”, porque las generaciones mejor preparadas ya están también aquí junto a la mía, con unos años menos, algunos conocimientos más y unas ganas enormes de que esta tierra llena de oportunidades sepa aprovecharlas y “aprovecharles”.

Sé que somos legión los enamorados de Lanzarote, como lo estuvo Cesar Manrique entre otros muchos, y legión los conscientes del enorme potencial que esta isla continúa atesorando por gracia de la naturaleza. Pero nos toca poner de nuestra parte y ser consecuentes con el legado de su mensaje, un mensaje que evolucionó como la isla y la vida misma, aunque algunos pretendan erigirse ahora que desgraciadamente ya no está entre nosotros, en los únicos valedores de un concepto de sostenibilidad que es patrimonio de toda la sociedad insular.

Solo tenemos que terminar de creérnoslo y creer en Lanzarote, confiar en ella y en nosotros, no cometer más errores en administrar ese potencial, y gestionar lo público de tal forma que acabemos con la mayor lacra insular ganada a pulso, “el descrédito y la desconfianza en la política”. Llevamos demasiados años siendo noticia fuera de nuestras fronteras por nuestra escandalera política y la falta de consenso de la que tanto se han beneficiado otras islas,  y demasiado el coste de oportunidad que hemos pagado por ello. Ya es hora de que la noticia sea “por fin en Lanzarote, la clase política tuvo la altura de miras que siempre les faltó a unos y a otros, y entendió que no han sabido poner suficientemente en valor las singularidades extraordinarias que ofrece la isla. Quienes hayan viajado un poco y/o hayan interactuado con los grandes operadores turísticos saben bien de qué les hablo. Cuando eso ocurra, y creo que está a punto de ocurrir, entenderemos porqué nos espera un futuro prometedor que estuvo, está y continuará en nuestras manos si aparcamos la propaganda política de una vez y nos ponemos manos a la obra con convicción. Yo la tengo, ¿Y tú?.

De mi acceso a la presidencia y a mi actual candidatura

Cuando allá por septiembre de 2009, tras meses de infructuosas negociaciones para respaldar al PSOE en minoría en la primera Corporación, mi compañero y cabeza de lista renunció a su acta y el partido me ofreció la posibilidad de encabezar una moción de censura que me otorgaría la responsabilidad de presidir el Cabildo, mi primera decisión fue declinar tal ofrecimiento en favor de otros compañeros. Entre otras razones porque entendía que el Presidente debería de ser una apuesta presidenciable a futuro, y lo entendía porque teniendo, como tengo, en alta estima al profesional que dirige el Centro de Datos de la Corporación, les recordé que en el último sondeo de opinión que éste había realizado sobre la valoración de los Consejeros, mi nombre no aparecía precisamente en los primeros puestos de la lista, para ser exactos el último, y por lo tanto no me consideraba presidenciable. Es cierto que aquel sondeo había sido realizado en pleno inicio del primer conflicto y huelga en los CACT, cuando a pesar de todo puse en marcha la sociedad CACTSA de la que fui su primer Consejero delegado, pero aquel fue el resultado. Además, honestamente y no por falsa modestia, como saben los que me conocen bien, ni he sido ni nunca me he considerado una persona especialmente simpática a los ojos de la “mayoría”, como tampoco entiendo que responda al estándar de lo que ha venido a entenderse como “políticamente correcto”, otra de las razones por la que no me consideraba entonces presidenciable.

Por ello, y aunque finalmente acepté el reto -ante la insistencia tanto de mi Presidente, como del resto de Consejeros de CC, de gran parte del partido, y tras el respaldo familiar, imprescindible para mí- lo hice pero con dos condiciones fundamentales que me voy a permitir aclarar porque explican muy bien algunas máximas que han guiado mi manera de entender la gestión pública con mayúsculas, y de ejercer mis responsabilidades siempre que he tenido ocasión, tanto en la Consejería de Deportes, en la que apenas estuve un año en mi estreno político y que en muy poco tiempo la dejé con excedente presupuestario en el año 2000, como en los CACT o en el Patronato de Turismo al final de la pasada legislatura.

Primera condición. Soy una persona llena de defectos pero hay algo que considero en política una virtud, y ésta ha sido la capacidad para entender que es necesario rodearse de personas que tengan bastante más criterio que uno, a la hora de conformar el propio, en aras a equivocarme lo menos posible en la toma de decisiones, y a delegar la ejecución efectiva de los proyectos que acometo. Por ese motivo, la primera de las condiciones fue que tendría absoluta libertad del partido para conformar los equipos profesionales de libre designación que entran y salen legalmente con el Presidente, me refiero al equipo de asesores, Directores Insulares, etc. con total indepencia de su filiación política.

El Cabildo tiene grandes profesionales en su plantilla, algún haragán también, pero no hay nada que desmotive más a un profesional público que el poner a un mediocre a dirigirles como venía siendo costumbre. La condición se cumplió, y hoy puedo decir con enorme orgullo que he tenido la tremenda suerte -y porque no decirlo, acierto- de  contar con un plantel de grandes profesionales de contrastada cualificación y prestigio en sus áreas de competencia, alguno de ellos jóvenes profesionales del Cabildo que se encontraban en excedencia y han sido “recuperados” para la primera Corporación, otros simplemente han sido promocionados en sus puestos de trabajo, y otros han dejado sus trabajos en el sector privado para ayudarme en esta difícil tarea. A todos muchísimas gracias de corazón por su entrega, dedicación, buen hacer y, a veces, por soportarme.

Equipo de Profesionales. (Artículo publicado en el diario La Provincia. El asesor vinculado al área de Participación Ciudadana e Inmigración, recientemente causó baja voluntaria).  

Segunda condición. La segunda de las condiciones, que algunos asimilan con el mercadeo político propio de los pactos y, en honor a la verdad, algo de eso siempre hay,  tiene que ver con las áreas de responsabilidad directa que tendría mi organización política y la Presidencia del Cabildo.

Es cierto que el Presidente es el máximo responsable de todas las áreas del Cabildo, pero no lo es menos que la idiosincrasia de la política de pactos en esta isla ha supuesto que los partidos hayan gobernado históricamente el Cabildo como si las áreas de cada cual se tratasen de pequeños reinos de taifas en los que no cabían injerencias del resto, y aún así quedan muchas resistencias que superar en ese sentido. Por eso, y por las especiales circunstancias sociales, económicas y políticas que han instalado a la isla en un estado de desconfianza casi absoluta de los ciudadanos hacia quienes tenemos responsabilidades públicas, la segunda condición fue que requeriría de un control directo sobre determinadas áreas estratégicas de responsabilidad que me resultaban irrenunciables si se pretendía que presidiera el Gobierno insular, y así fue como se cerró el actual pacto de gobierno, no sin enormes dificultades.

En ese sentido, y por terminar con este capítulo, sin que lo siguiente deba entenderse como el desentendimiento del resto de áreas o el menosprecio a su importancia, estas fueron las condiciones:

1- El que ha sido el principal debate insular marcado por la propaganda política a que los actuales dirigentes del PSOE insular nos han llevado en la última década, las políticas sobre el Territorio y Ordenación Turística (PIOL-PTEOT-Ordenación del Territorio y Turística) debían permanecer bajo la dirección directa de la Presidencia.

2-El control sobre el principal déficit de esta Reserva de la Biosfera, como es la gestión de nuestros residuos, a pesar de los más de 20 millones de euros mal invertidos y a pesar de la “sostenida” durante años propaganda sostenible.

3– El control sobre Economía, Hacienda y Contratación, en definitiva del manejo de los presupuestos y recursos económicos, en estos momentos en los que todo parece estar bajo sospecha.

4- El control sobre las políticas que tienen que ver con el Bienestar Social, en momentos de máxima crisis y con la efectiva puesta en servicio de infraestructuras sociales estancadas durante años, atendiendo así a quienes precisan de una atención especial por razón de su discapacidad, física, psíquica o sensorial.

5- Y por último, considerando la dependencia casi exclusiva de la industria turística como motor de la economía insular, resultaba irrenunciable el control estratégico sobre los instrumentos de promoción turística para un uso racional y profesional de los recursos, esto es, el Patronato de Turismo y la Sociedad de Promoción Exterior, la SPEL, que por cierto también tuve el honor de arrancar y ser su primer Consejero Delegado al final del pasado mandato.   

Aceptadas las condiciones, y teniendo interiorizado que aceptaba el cargo con carácter transitorio y que intentaría dejar el pabellón de Coalición Canaria lo más alto posible para que nuestra candidata natural entonces, Inés Rojas, volviera a intentarlo en 2011,  asumí el reto en unas circunstancias del todo adversas por múltiples razones. La primera de ellas que llevábamos tres años consecutivos de presupuestos descendentes después de un siglo de presupuestos al alza, descensos provocados por una crisis económica sin precedentes. La segunda, la presión de una total desconfianza instalada en los ciudadanos  como consecuencia de la Operación Unión que había alcanzado unos límites prácticamente irrespirables. La tercera, la presión política y mediática constante que ejercieron algunos, pretendiendo hasta el último minuto inhabilitarme como candidato. Y por último, entre otras razones, por tratase de un pacto conformado por cuatro formaciones políticas  -hecho inédito en la historia democrática de la isla más inestable, políticamente hablando- por el que nadie daba un duro, y menos aún si consideramos que por una parte los tres Vicepresidentes que me acompañan son precisamente los Presidentes de sus respectivas formaciones políticas,  Presidenta insular en el caso del PP, y que por otra, los tres serían presumiblemente los candidatos de sus respectivas formaciones en 2011. En efecto así fue, y hoy Coalición Canaria es la única de las cinco fuerzas políticas, incluido el PSOE, que no repite candidato.

Sin embargo, hemos llegado hasta el día de hoy y pretendo agotar la legislatura en pacto si mis socios me lo permiten. La gestión del Grupo ahí está y pueden ustedes juzgarla en el enlace publicado en algunos medios de comunicación (Diariodelanzarote.com o en www.cronicasdelanzarote.es.)   

Yo sería un injusto hipócrita si pretendiera patrimonializar en exclusiva los logros y no admitiera que lo realizado es mérito compartido de todos los socios de Gobierno que han sido leales al pacto hasta hoy, de los equipos de trabajo que hemos conformado, y especialmente de la plantilla de la primera Corporación que, como he dicho, engloba a grandes profesionales entre una minoría que no lo son tanto. De cuáles serán los resultados electorales de CC al Cabildo, mantengo los pies en la tierra ante tanta encuesta halagüeña de la que no me fío en absoluto. Eso sí, admito que siempre sostuve internamente ante la organización política que represento, que sólo aceptaría ser candidato si los sondeos de opinión modificaban el estado de las cosas en lo referente a mi valoración cuando accedí al cargo y parece ser que así ha sido. A partir de ahora, confianza cero, y trabajo mucho hasta el último día, como desde el primer día.

Creo francamente que la suerte electoral está prácticamente echada, pero también que es necesario hacer un esfuerzo y ejercicio de comunicación no exento de riesgos como es el caso y la razón de ser de este blog. A fin de cuentas, ya sabía que la política siendo cara de cartel es un deporte de algo riesgo y ya lo dice el refrán, de cobardes… ahí les dejo esto escrito.

Pedro San Ginés Gutiérrez

PD. Aprovecho la ocasión para pedirte disculpas por adelantado, si durante los próximos días no doy respuesta alguno de tus post, dada mi apretada agenda y el poco tiempo del que dispongo, aunque te garantizo que tomaré en consideración todas aquellas sugerencias que quieras realizarme. Muchas gracias.

 

Próximos artículos sobre: Empresas Públicas (Inalsa, CACT…); Política Territorial (PIOL, PTEOT, planta irregular); y otros temas.

Anuncios

20 comentarios

  1. Hola Pedro, soy estudiante de Administración y Dirección de Empresas y mi pregunta va en el sentido de si, por una parte ves razonable la diversificación de la economía de la isla y si así fuera, qué actividades se podrían acometer.
    Además quería saber, si se estudia seguir implantando las energías renovables en Lanzarote, pues parece que no se avanza, si Coalición Canaria apuesta por ellas, y si es así, con qué energía se pretende dotar a la isla y qué proyectos se proponen.
    Muchas gracias de antemano y un saludo

    • Hola Alfonso. No sólo lo veo razonable sino necesario, aunque partiendo de la base de que Canarias, y particularmente Lanzarote, apostaron hace mucho por un modelo de desarrollo que basa su economía en la industria turística, y a mi juicio así debe seguir y va a seguir siendo. Claro que corrigiendo errores y mejorano dicho modelo, pero empezando el camino hacia esa diversificación, entendida como una opción necesaria e inteligente, pero no como un cambio de modelo en el que no creo. No quiero eludir la respuesta, pero sobre cuáles son las actividades que se podrían acometer, permíteme que te difiera, al igual que al amigo Tomás (que también me preguntó por algo similar en este blog), y te remita al artículo sobre el territorio y modelo de desarrollo que lanzaré próximamente. Con respecto a las energías renovables, por supuesto que se estudia y que CC las apoya. No hay otro camino. Estamos trabajando en el Plan Insular de Energías Renovables de Lanzarote, cuyo avance ya aprobó el Gobierno de Canarias pero que requiere de muchos retoques antes de ser incluido en el PIOL. No obstante, te invito a leer ese apartado del programa de gobierno de CC que colgaré en este Blog la próxima semana, y comprobarás cuales son las propuestas de un modo más concreto. Te avanzo que fundamentalmente eólicas a gran y pequeña escala, fotovoltaica y solartérmica. La maremotríz, aunque hay un interesante mapa realizado, es un tipo de energía aún demasiado incipiente para que sea factible una apuesta inmediata por ella. No obstante, todo apunta a que Europa apuesta porque Canarias sea una especie de laboratorio experimental en energías limpias (es de las pocas cosas en que vamos por delante en Europa por condiciones climáticas, y el ITC y la Agencia de Innovación como instrumentos potentes y desarrollados de esta comunidad) del que auguro que nos vamos a beneficiar muchísimo. Estamos muy atentos y la Cámara de Comercio también. Apunto esta línea de estudios para la Universidad de Lanzarote. Saludos y gracias por participar.

  2. ¿Que políticas impulsará como presidente del Cabildo, para lograr el pleno empleo en Lanzarote? Lo pregunto porque este fin de semana una candidata a la presidencia del Cabildo ha argumentado que para conseguir el pleno empleo en la isla es necesario un cambio en el modelo de gestión…
    Alejandro.

    • Para responder a esa pregunta, le ruego tenga un poco de paciencia, porque pienso hacer un artículo expreso para abordar el asunto del desempleo. Pero ya le adelanto que si algún candidato de alguna administración local –y los Cabildos lo son– presume de tener en sus manos el modo de alcanzar el pleno empleo, simplemente le estará engañando. Sin embargo, sí que podemos hacer muchas cosas por mejorar las tasas de paro y las expondré en ese artículo. Muchas gracias, Alejandro.

  3. Sr. Sanginés. Creo que coincidirá conmigo en que la situación de los centros turísticos se deriva de una gestión irresponsable, sumada al egoismo y miopía de trabajadores y sindicatos, que confundieron el interés general con el suyo propio.
    Los centros no solo debén, si no que pueden dar grandes beneficios, más ahora que se recupera el turismo. Le agradecería me contestara a dos preguntas: ¿Que medidas tomaría como presidente para conseguir ese objetivo? ¿Sería partidario de tomar un acuerdo por el que los beneficios finales de los centros se liguen a programas de becas y a mejorar y financiar los servicios sociales?

    • Sr. Sebastian. Básicamente coincido con su breve análisis. En respuesta a sus dos preguntas le invito a leer el artículo que sobre los CACT preveo lanzar el próximo viernes o fin de semana. Mañana espero lanzar uno sobre INALSA. No obstante, sí le adelanto que ya vincule los recursos de los CACT -cuando fui consejero delegado- a una obra social (que incluía becas) de más de 700.000 euros y aún así dieron beneficios. En todo caso los recursos que debieran generar tanto al Cabildo, como a los Ayuntamientos, a fin de cuentas son para fines sociales. Muchas gracias por su comentario

  4. Felicidades por este blog. Personalmente creo que estos nuevos espacios de comunicacion son tremendamente interesantes, no solo por ser espacios abiertos al dialogo,interactivos y dinamicos, sino porque además permiten recuperar la escritura como modo de expresion de ideas y opiniones de forma libre, una magnifica forma de crear debate.Parabienes!!
    En lo referente al pacto institucional, permiteme decir que desde mi punto de vista ya ha cumplido el objetivo para el que fue conformado: gestionar. Si estamos en un periodo de trámite donde ya la gestion apenas tiene lugar, que sentido tiene mantenerlo??. No me resulta cómodo como ciudadana tener que escuchar cosas como las que se dicen en estos días, me llevan a pensar que realmente este pacto está en fase agonica, para que obstinarse entonces??

    Concluyo animandote a que vuelques aquí tú opinión acerca de cúal crees que debe ser el fututo del Hospital Insular.

    Un saludo

    • Gracias por tu felicitación y comentario, María. Mantener el pacto no es una actitud obstinada. Los cambios de gobierno y de responsables públicos suelen provocar la paralización de los proyectos en marcha que precisen de permanente impulso político y también provocan que no se materialicen determinadas acciones por la falta de una toma de decisión que el funcionario o trabajador no se compromete hasta tanto no haya un nuevo responsable político; en definitiva, parálisis de proyectos y decisiones. De lo que se trata, manteniendo el pacto hasta el día 22 de mayo, es de minimizar en lo posible estos efectos. Aunque comparto con usted que no será fácil, hay que mantener la calma y anteponer la responsabilidad institucional a las escaramuzas políticas de escasa entidad, propias de un periodo electoral.

      En cuanto al Hospital Insular que presta un servicio sociosanitario, sólo hay un camino: el Gobierno de Canarias tendrá que asumir, a través del Servicio Canario de Salud, las prestaciones sanitarias y también mejorar el convenio a las prestaciones sociales de dicho Hospital, tal y como debió ocurrir hace años, cuando este Cabildo perdió la oportunidad que sí aprovecharon otros Cabildos de Canarias. Gracias de nuevo y saludos

      • Coincido contigo. El Cabildo desaprovechó la oportunidad, casi que ni la creó. Mientras otros Cabildos trataban con más rigor lo que son sus áreas competenciales -y no solo en lo referente a la Sanidad-, en esta isla padecíamos una brutal inestabilidad política con consecuencias evidentemente negativas. El Hospital Insular,y pese a todo , es un referente en atención geriátrica, no solo a nivel insular sino que también a nivel autonómico, pero es preciso trazar un plan de rescate que permita mantenerlo. Confiemos pues en que estas sean las elecciones que devuelvan al Cabildo la estabilidad necesaria para poder impulsarlo.
        Un saludo

  5. Respetado Pedro:

    Te felicito por asomarte, aunque sea por estas entrañables fechas, al mundo de la participación en Internet. Precisamente ha sido una declaración tuya que he podido ver en el vídeo del programa “30 minutos” aquí colgado la que me ha dado pie a escribir el primer post de un nuevo blog en un micromedio que también echamos ahora a andar en su nueva etapa. Ya que eres uno de los protagonistas de esa entrada quiero mediante esta ventana que dejas abierta a quienes te visitan invitarte también a que goliznees, opines, critiques, rebatas o compartas lo que por allí vaya saliendo… aunque sé que el tiempo ahora es escaso.

    Un saludo,
    Tomás.
    http://lanzarotelandia.com/el-cemento-no-tiene-quien-lo-supla/

    • Igualmente respetado Tomas,

      Gracias por tu felicitación al hecho de asomarme a este mundo en estas “entrañables fechas”, calculadas y confesas fechas e intenciones. Y sobre todo gracias por invitarme a goliznear y partipar en tu blog, en el que reflexionas sobre unas declaraciones mías, supongo que a considerar porque a fin de cuentas me postulo para dirigir el gobierno insular. Ya golizneé, y te confieso que ganas tengo de responder con inmediatez, pero el asunto tiene la suficiente enjundia como para dedicarle un artículo (que más o menos tenía previsto abordar en el marco del anunciado sobre el territorio), porque a fin de cuentas estás hablando de cuál es el modelo de desarrollo por el que debemos apostar. Por eso, porque veo que asumes el escaso tiempo del que dispongo, y porque primero tengo que cumplir el compromiso de mi próxima entrega sobre las empresas públicas INALSA y los CACT, te pido un poco de paciencia con el compromiso de que debatiremos sobre tu artículo, y además lo haré con sumo gusto, consciente además de que es un debate que debiera interesar a muchísima gente porque a todos nos va mucho en él.
      Saludos

  6. Hola Pedro, la verdad que me pongo a reflexionar sobre la política insular y me da cierta pena de estos años mal aprovechados, PGOU de Arrecife; permitame que me exprese así “a la basura”, PTE desde hace cinco años en una gabeta (aunque sé por medios de comunicación que su equipo está al tanto del mismo para su aprobación), en definitiva dos ejemplos claros de que la política ha sido un fracaso, no poniendo incapié nuestros reguidores políticos en los problemas verdaderos de la isla.

    Si señor San Ginés, se sabe que en la isla no habrá nunca una universidad como las que usted pone como ejemplo la ULL y la ULPGC, claro pero se necesita de una infraestructura donde estén todas situadas bajo mi punto de vista, Turismo, Enfermería y la UNED, y quizás impartir aquellas que la sociedad insular demande.

    Pensé que usted no iba a lograr la posición de candidato al gobierno insular para estas próximas elecciones, sabía que todos los responsables (presidente, vicepresidente, secretario además de miembros de su partido con gran poder en el mismo) en la etapa anterior al mandato del señor Machín, lo iban a impedir, muchas trabas, “La Cueva es de Haría”, “está de mano de los empresarios”, pero usted lo consiguió, claro, estos querían seguir mandando en el partido, poniendo a los mismos en cabeza de lista para las próximas elecciones, pero afortunadamente no es así, ha conseguido usted hacerse un hueco, permitame que lo exprese así, del cuál estoy contento; le explico porqué, es joven me ha demostrado que se ha encargado de de ponerse a trabajar en los problemas más urgentes
    (la promoción turística, residuos, centros de atención socio sanitaria etc…), pero aqui no queda la cosa, usted que práctica deporte, además de disfrutar de la isla como método asiduo de transporte la motocicleta, vé como están de deterioradas algunas carreteras, la mala señalización de éstas, para moverse por la isla, (para el ciudadano y quién nos vista; la necesidad del uso de energías alternativas (como señal de sensibilidad y sostenibilidad con el territorio), podría señor San Ginés estar escribiendo y escribiendo, no quejas ni sugerencias si no realidades de nuestra isla, sólo le deseo suerte por ser una persona joven, que creo bajo mi punto de vista que los ciudadanos debería darle un voto de confianza para ver como gestionaría usted la isla (aunque no habrá mayorías y se necesitará d epactos los cuáles modifica algo su programa electorla, sólo le digo que recapacite, que un día se plantee su pasado; que se acuerde de aquellas necesidades que sintió y vivió cuando era joven, sus inquietudes, creo que siendo humilde y sensible para con nuestra isla, si repite será un buen presidente.
    Gracias.

    • Muchas gracias David. Le agradezco mucho su confianza y respaldo. Coincido plenamente con prácticamente todo lo que ha escrito. A los candidatos (aunque nunca antes lo he sido) a veces se nos llena la boca de frases grandilocuentes para convencer de que nuestro programa electoral -el que algunos no vuelven a mirar- es el mejor, cuando en realidad lo que hay que hacer es bastante más sencillo de definir de lo que lo hacemos, y aunque complejo de ejecutar hay que empezar el camino. Sólo hace falta conocer bien Lanzarote como parece conocerla usted, quererla mucho, creer en ella y en nosotros, y ponerse a trabajar sin complejos y rodeado de equipos competentes. Ese es mi compromiso. Un saludo.

  7. Suerte!

    Me alegro de que nadie responda por usted.

    Espero, si es elegido presidente, que responda usted ante la realidad social y económica con los valores y premisas que manifiesta.

  8. Hasta ahora me ha gustado la gestión que usted ya llevado de la isla; pero si me gustaria que se hiciera mas incapié en el ocio lanzaroteño…no solo para los jovenes de la isla sino para el turismo..apenas hay cosas para hacer..un finde en Lanzarote si es verano hay opciones, en invierno es mortal,Ademas de eso me gustaria que reflexionara(que problamente ya lo hace) sobre el urbanismo en Arrecife si así se dice(no hablo sus tecnisismo),Verá, un familiar vino en el año 2002..le gustó la isla, quedó encantado; yo viaje al extranjero;lo vi en 2009 y me preguntó; que hay nuevo en Lanzarote?, a lo que tuve que responsder embarazosamente; han echo aceras nuevas, las han roto y las han vuelto a hacer…Señor presidente, necesitamos cambios en la capital, sino de aquí a unos años será la ciudad fantasma porque la juventud que hay ahora se va fuera a estudiar y normalmente no vuelve, prouqe encuentra en otras capitales canarias mejores opciones tanto laborales como de ocio y de avance para su futuro.Necesitamos una universidad, estamos atrasados en ese sentido,necesitamos parques para pasear a los bebes, y no me refiero al parque del retiro en Madrid pero un parque en condiciones algo mas grandito que el parque tematico..podria hacerse creo!
    muchas gracias y suerte.

    • Hola Natalia,

      Es cierto que la oferta de ocio es escasa, pero no nula. No obstante, asumí como uno de mis retos la aprobación inicial del Plan Territorial Especial (PTE) que precisamente ordenará y posibilitará la creación de esa múltiple oferta de ocio en la isla. Documento del que se hicieron y contrataron, anteriormente a mi mandato, dos redacciones que no se llegaron a aprobar, y actualmente está contratado a los mismos redactores del PIOL que contrató mi antecesora en el cargo, el que espero sea definitivo si revalido mi cargo a la presidencia.

      Con respecto a Arrecife, aunque no es de mi competencia directa, me consta que la oferta de ocio es igualmente escasa, pero confío en que si Manuel Fajardo Feo que nació y vive en la capital y conoce bien sus necesidades, llega a la alcaldía de Arrecife (con el equipo gestor que lleva en su plancha electoral y su acreditada capacidad para ejecutar proyectos, unido a un participativo comité local de CC, presidido por David de la Hoz) se sentarán las bases para que una de las marinas con mayores potenciales de Europa, recupere su autoestima, ocupe el lugar que merece y se la dote de esos espacios libres o verdes a los que haces referencia.

      Y por lo que respecta a la demandada Universidad, no nos engañemos, Lanzarote no tiene ni tendrá nunca, lamentablemente, una Universidad con todas las especialidades, como pueda ser la Universidad de La Laguna o la de Las Palmas. Ese es un falso debate cuya promesa sería un engaño por parte de cualquier candidato.

      No obstante, sí es verdad que podemos aspirar a un pequeño campus universitario que aglutine las especialidades con las que hoy contamos, como Turismo o Enfermería, junto a otras infraestructuras educativas, como la Escuela de Idiomas, o incluso alguna con mucha demanda, como la especialidad de Empresariales y por qué no, algunas nuevas en las que podamos especializarnos, como las relativas a las nuevas tecnologías, medio ambiente y energías renovables. A esto, se sumaría el traslado de la Universidad a Distancia, la UNED, que con más de 700 alumnos, en estos momentos se encuentra en unas condiciones lamentables.

      Y en este sentido, algo sí hemos hecho, después de décadas de infructuoso debate: poner de acuerdo a las administraciones locales para acordar la ubicación de este campus en suelo propiedad del Cabildo que debiera desbloquear la financiación por parte de la Universidad de Las Palmas y el Gobierno de Canarias.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Saludos

  9. Me gusta el artículo y las ideas que expone. Sanginés es un hombre joven, muy trabajador y sabe escuchar. Lo demostró en el pasado y lo está haciendo ahora. Justo son cualidades que necesita la persona que esté al frente del Cabildo, para salir de esta situación tan compleja. Me parece un hombre admirable. Como soy algo mayor me atrevería a recomendarle ( y no es dificil conseguirlo) ser menos impulsivo con los que percibe como adversarios. No tiene necesidad de herir a nadie.

    • Muchas gracias Juan Manuel. Intento crecer cada día también en mis habilidades sociales que quizá no sean mi fuerte. Pero siendo consciente de ello todo es posible. Trataré de seguir su consejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s